domingo, 6 de diciembre de 2009

Zapatero esgrime un interés general de quita y pon.

Ahora resulta que el motivo por el que España muestra una servil impotencia ante los insultantes desplantes de la teocracia marroquí es el interés general.

De todos sabemos que una de las características inherentes a todo político -especialmente los socialistas- consiste en confundir e intercambiar sus intereses particulares y partidistas con los de la nación que gobierna o aspira a gobernar. No sorprende esta conducta en nuestra fauna política y menos en alguien como nuestro actual Presidente.

Pero este interés general de quita y pon, no por ser previsible debe de ser menos señalado, si no, correríamos el riesgo de que la infamia permanente supusiera la impunidad continuada.

Curioso que el interés general de España (llevarse bien con los países vecinos... ¿cómo con Argelia?) suponga, por lo que parece, la muerte de Aminatu Haidar. Estoy rotundamente en contra de las huelgas de hambre, pero quiero señalar que si para Zapatero, "el interés general" supone el deceso de una persona, ¿por qué se ha pagado a los piratas somalíes a sabiendas de que eso potenciará futuros secuestros con piratas más decididos y mejor armados?



Todo intelecto acaba encontrando su expresión estética más precisa.




Sí, es un caso extremo, como extremo es el de Haidar.

¿Acaso no es también de interés general el cumplimiento de los Derechos Humanos incluso aunque alguno de nuestros vecinos se moleste por ello?
¿Acaso no es de interés genera l-por poner un ejemplo- que se sepa toda la verdad sobre el chivatazo a e.t.a.?
¿Acaso no es de interés general que los derechos fundamentales de los internautas no sean sojuzgados al interés muy particular de algunos miembros (los más vagos y menos talentosos) de determinada industria devenida en grupo de presión?
¿Acaso no es de interés general que prevalezca la Constitución sobre un Estatuto de Autonomía porque de lo contrario la primera será derogada de facto?
¿Acaso la postura de Zapatero sobre Palestina e Israel no es contradictoria (según su propio credo ideológico) con la que mantiene sobre el Sáhara y Marruecos?

Ni siquiera es capaz de ser coherente con su propia amalgama de prejuicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada